Me sirvió mucho para retomar el contacto con la obra con el personaje con mis compañeros; todos coincidimos en que fue avanzar, fijar, compartir dudas. nos damos cuenta del compromiso tan fuerte que existe por el proyecto y por parte de todos los que seguimos en él. Eso hace que todavía tengamos más ganas de que salga adelante apostando por esta forma tan desconocida para muchos de nosotros, pero como dijimos al terminar el Sábado por la tarde, ¡¡¡SI SE PUEDE!!!!
Yo quiero agradecerte el esfuerzo que has hecho al estar todo el fin de semana al completo conectada con los tres elencos, intensamente y dándolo todo y casi sin tiempo ni para comer. La reunión del Domingo igual de satisfactoria, con repaso de todo lo necesario y fijando los nuevos pasos. Gracias también por tu tolerancia y adaptación al recortar un poco el texto para el próximo ensayo.
Creo que es una nueva forma, forzada por esta situación que estamos viviendo tan cambiante, de apostar por la continuidad de algo bonito, un proyecto complejo, rico en personajes heterogéneos y tan bello.
Yo sentí el calor de mis compañeros, fui capaz de visualizar la escena según iba transcurriendo para mi personaje y conecté con ellos con su calor y con su energía.
Una experiencia muy positiva y deseando que llegue la próxima cita.
Alberto

Y lo que está claro es qué querer es poder. Todos estábamos concentrados y al lío. Hemos quedado nosotros y nos sirve para fijar tanto texto como intenciones, pero el tener a Arantxa detrás de la pantalla hizo que se aprovechara la clase, se avanzara y se nos olvidara el hecho de que no podemos salir. Parecía un asunto de elección casi el hecho de estar ensayando a través de una pantalla.

Hubo cosas muy buenas. Una concentración que a veces es difícil conseguir en clase, recurrir mucho a la imaginación para ponerte a tu compi bien cerca en tu mente para aprovechar trabajo y recibir de manera muy personalizada todas las notas que salen en los ensayos.

Se puede. Avanzamos con el plan que teníamos para este mes, nos vimos las caras, nos echamos unas risas y unas lagrimitas y nos olvidamos de lo que hay en la calle, nos mandamos mensajes privados y públicos de amor, de apoyo y respeto auténticos y compartimos un par de días maravillosos.. bueno.. Y creo que agotamos a nuestra dire.. que se pasó dos días con la naricilla pegada a la pantalla.

María
Abrir chat
Powered by